domingo, 23 de marzo de 2014

Descarga gratuita de mi nuevo cuento infantil: "Historia de un pequeño ángel"

Desde hoy 23 hasta el 25 de marzo está disponible en Amazon la descarga gratuita de mi nuevo cuento infantil: "Historia de un pequeño ángel".


La historia comienza cuando en una playa muy lejana un angelito encuentra una botella con un mensaje dentro.
Escribí este cuento tras la partida de Catita (una de mis gatitas), a modo de homenaje y, por qué no, como una especie de "terapia" en estos días de pesadumbre...
Lo he escrito inspirada en el profundo amor que algunos tenemos la suerte de poder compartir con seres excepcionales, a los que llamo "ángeles", y que asumen muchas formas entre nosotros, pero tarde o temprano conseguimos atisbar el rastro de un ala muy cerca, si prestamos atención.

Aquí les dejo el enlace:


viernes, 14 de marzo de 2014

Llega la primavera... Fotografías de la playa


Ayer salí a pasear a pesar de que el viento del levante se resiste a abandonarnos todavía, y aproveché la ocasión para tomar estas fotos.











lunes, 10 de marzo de 2014

11 de Marzo, una poesía: A mis ausentes.


Hay sentimientos y emociones que solo se pueden expresar con el lenguaje del alma por excelencia: la poesía. Es lo que he intentado hacer con estos versos, en memoria de los que no están, y de los que aquí continuamos el breve viaje que nos toca hasta reencontrarnos por fin, en otro puerto, en otra orilla, sin dolor y sin distancias.

A MIS AUSENTES
Aquel que se fue
sin decir adiós,
un otoño ayer
un verano hoy.
Fugaz primavera
con aire de risas;
detrás es la sombra,
la gris sombra fría.
Seductor engaño
del jardín en flor:
hoy derrocha vida;
después ya no hay sol.
Alguien nos miró
tan solo una vez,
y abriendo una puerta
de pronto se fue.
No escuché su voz,
no vi más su tez;
sus manos abiertas,
su trigo, su miel.
El calor amigo
ya dejó de ser;
silencio que duele
cada atardecer.
¿Dónde están los días
que no vivirá?
¿Dónde van los sueños
que ya no serán?
Y en la fría senda
de esta soledad
surge otra pregunta
certeza, en verdad:
¿qué es lo que la noche
no puede arrancar,
ni el soplo del tiempo
lo puede borrar?
Entre las cenizas
hay chispas de luz;
una brasa tibia;
sonrío: ¡eres tú!